Plantear soluciones a los problemas de seguridad vial concretos, en las diferentes situaciones del tráfico, está en el ADN de los técnicos de PROINOVA. Un ejemplo de ello es el Cruce Inteligente que detecta a los vehículos que se aproximan al cruce, al tiempo que alerta a los conductores que circulan por el tronco principal en una carretera convencional. El objetivo, gracias a esta detección anticipada, es informar al conductor en tiempo real, mejorando su capacidad de reacción ante cualquier situación.